Marvel Comics

Rincón sobre la compañía Marvel Comics

Born Again, Frank Miller y David Mazzucchelli

born

Volver a nacer. Una purificación completa. Limpiar tus pecados y empezar de nuevo. Una segunda oportunidad; poder enmendar tus errores. ¿Quién rechazaría algo así? Pero para lograrlo antes debes perderlo absolutamente todo. Ésta es la odisea por la que pasa Matt Murdock, y también Daredevil, que son la misma persona, pero que son diferentes. Y es que cada uno comprende un modo de vida opuesto al del otro. Aún así se necesitan. Se complementan. De modo que esta es la historia del abogado ciego de la cocina del infierno, justiciero de noche, Matt Murdock, que lo pierde todo por no renunciar a una parte de sí mismo a la que no puede renunciar, aunque hay muchísima gente mala interesada en que lo haga.

Todo empieza con Karen Page. La que fuera secretaria del propio Murdock, se encuentra ahora en una situación extrema. Ha caído en la drogadicción, y sus pretensiones de ser actriz de Hollywood, se han visto sustituidas por una brillante carrera en el cine pornográfico. Las cosas no pueden irle peor; daría lo que fuera por una dosis. De modo que hace lo impensable: vender la identidad secreta de Daredevil por un asqueroso chute. La información llega a oídos de Kingping, el individuo que más daño podría desear hacerle al justiciero. Así que, por medio de un ilimitado poder de corrupción y de perversas influencias, Kingping hace todo lo posible para que éste pierda su trabajo, su casa y a sus seres queridos. Y ¡Vaya si lo consigue! De ahí en adelante, solo queda renacer de las cenizas, que no es algo que uno haga todos los días.

Lo que destaca más fuertemente de esta historia acerca del hombre sin miedo es la situación de profunda y visceral humanidad en la que llegamos a verle. Pocas veces habrá aparecido tan hundido y vulnerable. No se nos mostrara a un Daredevil con una suficiencia ilimitada para afrontar los conflictos tanto física como emocionalmente. Desaparecen todos los ideales que acostumbran a atribuirse a los héroes, por los cuales su compromiso está por encima de su propia supervivencia y solo acaba con la búsqueda de la seguridad de los inocentes y la restitución de la justicia. Aquí vemos a un Daredevil que renuncia a esos valores y los pondrá en tela de juicio. Hastiado y desesperanzado, deja de creer que la lucha contra el crimen requiera de tal sacrificio y empieza a pensar en sí mismo; a recelar de la gente. Se vuelve mentalmente frágil y proclive  a la locura. Viene a ser como cualquiera de nosotros. Pierde la fe.Y es que si algo convierte a Daredevil en Daredevil, no es llevar un traje de cuero y un palo. Es su fe. En las personas y en sí mismo. La más poderosa arma por la cual todos podemos convertirnos en héroes. Y la de Daredevil solía ser la más inquebrantable de todas. Pero Kingping ha conseguido arrebatársela y convertirlo en mero ser humano a merced de las circustancias. Aquello que antes sostenía lo que ahora no pueden sostener tan solo un puñado de músculos, ni toda la fuerza del mundo.

again

El aspecto espiritual tiene una gran relevancia en un personaje profundamente cristiano. Es vital en su naturaleza. Y todo gran conflicto que tenga que afrontar tiene como catalizador, en su génesis y en su resolución, un motivo de índole religiosa. La analogía de caída y resurgimiento, así como la de redención, son claro reflejo de un fundamento cristiano. Y eso es sin duda lo que dota de fuerza a una historia sobre Daredevil. Les confiere a sus historias la complejidad y resonancias emocionales suficientes como para hacerlas enormemente disfrutables. Y esta Born Again no es ninguna excepción.

Frank Miller demuestra sus capacidades como narrador, para manifestar la quintaesencia de este personaje. Con un desarrollo de los personajes elaborado y puntilloso, provee a la historia de épica y hace malabarismos manejando las tramas y subtramas que la componen. Así todo tiene un peso específico. Nada se deja al azar. Y si antes hablábamos de la necesidad de una redención, está no se limita solo a Daredevil, sino que todos los personajes tienen que hacer su pequeño acopio de fuerza personal y arrojar su pequeña aportación a una causa que los vincula a todos. Que es la lucha contra el mal. Siendo este un mal externo (gordo y calvo, por lo general), o uno que procede de ellos mismos. Así, Karen Page tiene que superar su dependencia de las drogas, que la tiene esclavizada; Foggy y Ulrich tienen que superar sus propios miedos y hacer un último esfuerzo por apoyar a su amigo, que los necesita. Y todos necesitarán de la ayuda de todos para lograrlo. Por ello, cada elemento tiene un peso específico en la trama. Y Frank Miller consigue resolverlo todo magistralmente; si bien con algo de precipitación en el final, siendo éste algo súbito y anti climático. Pero la fuerza del viaje es innegable y os atrapará. Una obra modélica para introducirse en la genealogía de un personaje emblemático.

 

Rubén Vicente

“Agents of S.H.I.E.L.D.” tendrá versión en cómic

Shield1

Ilustración de la portada de S.H.I.E.L.D. #1 de Mike Deodato Jr.

El pasado domingo 27 Marvel anunció en su panel Next Big Thing de la Comic-Con de San Diego el lanzamiento de S.H.I.E.L.D., una nueva serie sobre la agencia de inteligencia más famosa del mundo del cómic. Mark Waid será el guionista y la parte gráfica correrá a cargo de varios dibujantes que se irán alternando: el primero será Carlos Pacheco y también pasarán por la serie Alan Davis y Chris Sprouse. El lanzamiento está previsto para el próximo diciembre.

Aunque parece obvio que la colección nace al calor del éxito de la serie televisiva de AMC -ya que varios personajes creados para la pequeña pantalla como los agentes Leo Fitz, Jemma Simmons o Melinda May darán el salto al mundo del cómic- la serie de Mark Waid no será una adaptación literal de la misma, sino que estará integrada en la continuidad habitual del Universo Marvel.

La serie tendrá un formato de historias auto-conclusivas en las que Phil Coulson, el líder de la organización, contará con la ayuda de diferentes personajes como invitados especiales. Ya que Coulson es un fanático de los superhéroes y lo conoce todo sobre ellos, reclutará para cada caso concreto al personaje que, por sus poderes o habilidades, considere más capacitado para ayudarles. Y cualquier personaje del Universo Marvel está disponible para ser uno de estos aliados ocasionales.

Aunque todavía está en proceso creativo y no da nada por definitivo, Waid avanza algunos posibles nombres: “Hemos planificado historias en las que Coulson y sus agentes formarán equipo con personajes como La Visión, Barón Mordo, Iron Man, Dos Pistolas Kid, Daredevil, Hulka, Ojo de Halcón o Rocket Raccoon, que tendrán lugar en la Tierra Salvaje, en Lemuria, en los Everglades, en otros mundos e incluso en otros tiempos”. Además de estos y otros nombres que se barajan, en la portada del primer número ya aparecen Tormenta, Thor, Spiderman, La Cosa y el Capitán América.

Como personajes secundarios también pasarán por sus páginas antiguos miembros de SHIELD como Nick Furia y Maria Hill.

Fuente: Marvel | CBR

COLECCIONABLE SPIDER-MAN DE TODD McFARLANE #1-6

Saludos a todos, bienvenidos a la inauguración de “La Viñeta Indiscreta“. (Aplausos estridentes)

Portada del nuevo coleccionable de Panini Comics. (2014)

Para comenzar os traigo un repaso sobre el primer tomo de Spiderman, , concretamente la reedición que Panini Comics ha lanzado al mercado no hace mucho,  en abril de 2014. Constará de de seis tomos que recopilan la etapa completa del grandísimo Todd McFarlane.

En este primer tomo titulado “Tormento” se recopilan los números de Spiderman #1-5 USA (1990), es decir las cinco partes que componen este arco argumental, lo que es lo mismo, es un tomo prácticamente auto-conclusivo que te permite acercarte al estilo de McFarlane.

Hablando de McFarlane. Demuestra, página tras página, que es un artista completo, creando un guión intenso, que te mantiene en tensión constante durante toda la lectura, acompañado de un dibujo dinámico y oscuro, que su afán perfeccionísta impedía que no lo realizara el mismo, al igual que las tintas.

Se nos presenta ya un Spiderman diferente, tampoco hace gran alusión a su origen, salvo de pasada en no más de una página, no parece querer volver a concebir al personaje, sino continuarlo pero en cierta medida llevarlo a su terreno, a la sombra, en contraposición al luminoso y chistoso Hombre Araña al que nos hemos acostumbrado.

Spiderman #1 Comic Forum. Página 46. (1991)

En cuanto a lo que hay bajo la máscara, el joven Peter Parker, no es un chiquillo de instituto empollón y alelado. Nos muestra la versión del Peter adulto, casado con Mary Jane Watson y metido de lleno en su papel de superhéroe. Tanto, que muchas veces olvida que está con M.J, pero McFarlane la convierte en una mujer que aparentemente no es dependiente, pero necesita ir a fiestas mientras Peter está fuera, combatiendo el crimen. La viste con una fachada de fortaleza que la hace aguantar, cuando en lo más profundo de su ser, lo único que desea es que  vuelva sano y salvo.

Y como olvidarnos de que no hay historia sin un villano, y quién si no iba a inaugurar esta primera fase que el Lagarto, malvado alter ego del, en teoría difunto, doctor Curt Connors.

Pero como todo en este ambiente, tras la sombra siempre hay algo más, algo que controla los hilos, y al ritmo de tambores la bestia se acerca. Y está hambrienta.

Imagen

Spiderman #3 Comics Forum. Página 23 (1991)

Avanzando acontecimientos, cuando Spiderman se topa por fin con el Lagarto, se suceden una ingente cantidad de viñetas de pura violencia, que nos desconciertan al igual que desconciertan a nuestro héroe, que no entiendo que no aparezca ni una minúscula partícula de humanidad en los ojos del Lagarto, solo quiere matar. DOOM, DOOM, DOOM, DOOM, ese sonido de tambores es cada vez más recurrente y parece controlar al lagarto.

He aquí donde se deja ver la sombra, la mujer misteriosa que consigue domar al Lagarto, una mujer que en apariencia recuerda a Kraven, incluso le atosiga la misma obsesión, cazar a la Araña. Y es tal que así como se presenta ante Spiderman que, aturdido por el veneno de las garras del Lagarto, cree estar viendo al Cazador resucitado de entre los muertos.

Cada vez entendemos menos de esta situación, y Spiderman se pregunta lo mismo .”¿Por qué, por qué hace esto?” Ya no le importa si gana o pierde, ya no le importa que no le queden fuerzas, sólo necesita el motivo por el que está sufriendo.

Mientras se sucede la lucha, que más bien parece un juego del gato y del ratón entre el Lagarto y Spiderman, se intercalan escenas de Mary Jane.

Intenta no preocuparse, convenciéndose de que Peter siempre gana, pero no es así. Esta vez lo tiene difícil para ganar. Y aunque logra sobrevivir, no obtiene su respuesta, y en sí esto es una derrota para él. Duele más que el veneno. DOOM… DOOM… Los tambores se apagan.

Es una historia intensa, llena de acción y a la vez de reflexión sobre el personaje, sobre su supuesta invulnerabilidad y como realmente es frágil cuando baja la guardia, pues siempre habrá alguien dispuesto a matar a la Araña, aun
simplemente por diversión.

Pero esto no acaba aquí, sólo es el principio. Y pronto traeré el análisis del segundo número de esta edición, llamado “Percepción“, pues a lo lejos se oyen estruendos de tambores. DOOM, DOOM, DOOM, DOOM.

Pepe Hernández